Tratamiento Facial

Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es un material que nuestro propio organismo produce y que al inyectarlo a través de tratamientos médico estéticos, ayuda a generar puentes que conectan las células de nuestros tejidos, al mismo tiempo que se consigue que hidrate en profundidad la piel, por su importante carga de agua. Existen diferentes tipos de ácido hialurónico.

Ácido hialurónico reticulado

Cuando las moléculas se enlazan en forma de matriz estamos hablando de ácido hialurónico reticulado.

Las moléculas reticuladas se caracterizan por ser capaces de generar volumen. El tipo de unión en forma de matriz hace también que se degrade menos y que tenga una mayor duración.

Este tipo de ácido hialurónico se utiliza para dar volumen, rellenar surcos, reposicionar zonas que han perdido su volumen, marcar zonas en las que se quiere dar una mayor definición, remodelar zonas específicas, etc.

¿EN QUÉ CASOS SE UTILIZA EL ÁCIDO HIALURÓNICO RETICULADO?

Ácido hialurónico NO reticulado

En el caso del ácido hialurónico no reticulado, las moléculas no se enlazan entre si y tienen movilidad por lo que no generan volumen, pero sí que aportan hidratación. Es un ingrediente muy frecuente en tratamientos antiedad y de mejora de la calidad de la piel.

Datos del tratamiento

Sesiones

Normalmente una sesión cada 6-8 meses

Dolor

Leve, bajo crema anestética

Duración

15 - 25 minutos

resultados

Desde la primera sesión

PREGUNTAS FRECUENTES

  • Hidratar la piel, rejuvenecer
  • Dar volumen a los labios
  • Remodelar la nariz
  • Definir el óvalo facial
  • Aportar volumen a los pómulos

Para aquellas personas que buscan mejorar la calidad de su piel, remodelar o embellecer alguna de las zonas de su rostro.

Catalan CA Spanish ES
PIDE YA TU CITA

T: 937 185 989
M: 640 648 209 
info@dramercecampoy.com